Absorsistem, especialista en eficiencia y ahorro en costes energéticos.

Absorsistem, especialista en eficiencia y ahorro en costes energéticos.

La bomba de calor por ciclo de compresión a gas

La bomba de calor es una máquina térmica cuyo principio teórico de funcionamiento fue desarrollado por los físicos Clausius, Kelvin y Carnot durante el siglo XIX.

Una bomba de calor es capaz de transportar calor de un foco frío a un foco caliente. En invierno se toma calor del ambiente (foco frío) y se envía al interior del espacio a climatizar (foco caliente). En verano, ocurre lo contrario, el exterior está más caliente que el interior, por lo que la bomba de calor extrae calor de la zona a climatizar y lo cede al exterior.

Este proceso requiere del aporte de una energía adicional puesto que por las leyes de la termodinámica conocemos que el calor se transfiere de forma natural del foco caliente al foco frío y no al revés.

Los equipos de climatización a gas utilizan el mismo ciclo de compresión de los equipos eléctricos. La diferencia radica en el tipo de motor que acciona el compresor, en un caso se trata de un motor eléctrico y en otro de un motor a gas.

Por tanto, la principal diferencia se encuentra únicamente en la unidad exterior. La instalación de distribución de calefacción o refrigeración a las unidades interiores es igual que en las convencionales eléctricas.

La instalación de gas también es similar a la instalación de otros equipos convencionales de gas, como puede ser una caldera.

Una de las principales ventajas de estos equipos reside en la energía residual disponible, como consecuencia del motor de combustión interna que acciona el ciclo de compresión. Esta energía procedente de la refrigeración del motor y de los gases de escape, en vez de ser disipada a la atmósfera, se aprovecha para la producción de ACS o para evitar los desescarches en condiciones de temperaturas extremas en invierno.

La recuperación de esta energía residual para la producción de ACS se considera en el Código Técnico de la Edificación (CTE) como una alternativa equiparable a la instalación de paneles solares, tal como señala el capítulo HE-4: “la contribución solar podrá disminuirse cuando se cubra ese aporte energético de agua caliente sanitaria mediante el aprovechamiento de procesos de cogeneración o fuentes de energía residuales”.

Por tanto, las bombas de calor a gas son equipos de climatización integral, que permiten abastecer la demanda de calefacción, refrigeración y ACS de un edificio, siendo una clara alternativa a otras tecnologías, como las calderas o las bombas de calor eléctricas.